¡Una serpiente en el coche!