Una serpiente le muerde el pecho