Según Gema López, hay un equipo de abogados detrás de Urdangarin que no tiene nada que ver con Pascual Vives