Zarzuela reconoce que la Infanta tendrá que renunciar si es imputada