La relación del Príncipe y Gigi Howard fue un duro golpe para Isabel Sartorius