En noviembre de 2007, Zarzuela anunció el cese de la convivencia