La crisis de la pareja comenzó tras el ictus