Tras su separación, Jaime de Marichalar no recibió ningún apoyo de la familia real