Bretón quería volver con Ruth