Una bachata y personalidades idénticas pero nada de química entre Eduard y Alejandra