Manuel, un enamorado de las series turcas de Divinity