Antonio Carmona: “Trabajé de chófer para Camarón y él me abría la puerta en calzoncillos”