Boris: "En el colegio recibí golpes e insultos por mi amaneramiento"