‘El Club de la ventolera’: cuando la unión de copla y pedo se hace grupo de whatsapp