Inédito: ¿Ha llevado Fernando Romay bien la fama?