Manolo Sarriá: “Yo no decidí dedicarme al humor, he sido el más soso del mundo”