Antes de ser actor, Nacho Guerreros trabajó con discapacitados durante seis años