La divertida anécdota de la bisabuela ‘amoñá’ de Esperanza con su yerno feo"