¿Qué es más difícil, inventarse un plato o componer una canción?