Míchel recuerda el oficio de su padre: futbolista semiprofesional