Esperanza Aguirre: “Mi madre era la autoridad y mi padre mucho más blando”