Aguirre bautiza a los potrillos de Bertín