Boris Izaguirre recuerda cómo se hizo amigo de Clemente, el hijo de Lecquio y Antonia Dell’Atte