Aarón Guerrero, durante sus primeros entrenamientos: "El agua pica"