Becca y Rossi consiguen robar el banco