Lorenzo-Pedrosa, una pareja de podio