Lorenzo confirma su mejoría con la Ducati y se marcha de Sepang como el más rápido