Así era Luis Salóm, el chico enérgico amante de las motos