Llega Sachsenring, uno de los circuitos más difíciles