Cuatro caídas, cuatro decisiones