Espargaró acaba por los suelos en Assen