Los pilotos ponen rumbo a Qatar