¡Cuando correr en Qatar era un infierno!