Bautista y Barberá, en paralelo