GP de Gran Bretaña, a la carta