Jorge Lorenzo es puro corazón: así ha sido su año más complicado en el Mundial de MotoGP