Lorenzo: “He arriesgado más que nunca, pero no ha podido ser”