Nakagami, el más rápido también en lluvia