Alex Rins y Luis Salom, el abrazo de dos rivales y amigos en Cheste