Las estadísticas están con Valentino Rossi: sería campeón del mundo este año