Valentino Rossi, recibido como un héroe tras su espectacular remontada en Cheste