Valentino Rossi y Márquez aparcan su rivalidad en el circuito donde comenzó todo