Audi RS Q3, aspecto amenazador