La nueva joya de Ferrari se llama ‘Portofino’: ejemplo de lujo pero con el refinamiento más discreto