KIA consigue el equilibrio perfecto: el espectacular Stinger GT con 370 cv