XBee, el coche que triunfa en Japón