El éxito de las empresas de coches compartidos: cada vehículo comunitario elimina otros 12 de la circulación