Te pueden multar con 200 euros si no llevas los triángulos reglamentarios ni el chaleco reflectante