El irrisorio precio por el que podrías comprar un Ford Fiesta en 1974