Los nuevos coches eléctricos llevarán un avisador acústico para alertar a los peatones